Aprende a cuidar tu piel
BLOG

Aprende a cuidar tu piel

Qué tipo de piel tienes y cuáles son los cuidados que necesita

Todos queremos tener una piel bonita y libre de imperfecciones, pero muchas veces no sabemos cómo conseguirla. Hoy te contamos todos los pasos que debes seguir para conocer mejor tu piel y poder darle los cuidados que necesita. 

Lo primero que debes saber para poder cuidar de manera adecuada tu piel es saber que tipo de piel tienes, existen cuatro tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta.

El tipo de piel se determina de manera genérica y cada una de ellas requiere un cuidado específico. 

La piel normal se caracteriza por estar bien equilibrada, esto hace que no necesite ningún tipo de cuidado específico, simplemente se recomienda mantenerla hidratada para que conserve este equilibrio. 

La piel seca se debe a una deficiencia de la dermis en la producción de sebo, esto hace que la piel se encuentre tirante y áspera.

Este tipo de piel necesita una hidratación intensa que ayudará a contrarrestar la falta de sebo que genera la piel. 

La piel grasa, al contrario que la anterior, se caracteriza por la producción excesiva de sebo, esto puede producir acné, brillo en la piel y la visibilidad de los poros.

Aunque se pueda pensar lo contrario, lo que necesita la piel grasa no es menos hidratación sino una hidratación con productos específicos para este tipo de piel, que ayuden a regular la producción de sebo y mantengan la piel hidratada.

Para las pieles grasas también se recomienda las limpiezas faciales diarias, que ayudarán a retirar el exceso de sebo que haya producido la piel. 

Por último la piel mixta es aquella que se caracteriza por tener zonas secas y otras grasas. Suele ser grasa en la zona T del rostro, y seca en el resto.

Para cuidar la piel mixta es recomendable limpiar la piel diariamente, enfatizando en la zona T, y a la vez hidratarlo para ayudar a aquellas zonas más secas. 

En nuestra línea cosmética basada en el Aceite de cacay, encontrarás todo tipo de  productos que se adaptarán al tipo de piel que tengas.
Una de las propiedades del aceite de cacay es que es un sebo regulador de la piel, esto es perfecto tanto para pieles grasas o secas.

Si tienes la piel seca te recomendamos hidratar el rostro con nuestro “Aceite de cacay puro”, si por el contrario tienes una piel grasa te recomendamos nuestra crema “Crema de Cacay” que además te ayudará a prevenir los signos de la edad.

Y por último, si tienes la piel mixta te recomendamos que uses nuestro “Aceite de cacay sérum” para ayudar a cuidar las zonas del rostro más secas. 

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales como Instagram Facebook

Aprende a cuidar tu piel Aprende a cuidar tu piel

Puede que también te guste...

Artículos populares...

Deja un comentario